domingo, 22 de marzo de 2009

Marcelo y Huntelaar evitan la siesta en el Bernabéu mientras el barça realiza un recital de juego y goles








El Real Madrid derrota por 3-0 al Almería y suma tres nuevos puntos en su intento por alcanzar al Barcelona. Marcelo y Klaas-Jan Huntelaar, en dos ocasiones, anotaron los goles.

Hugo Sánchez decía que llegaba con un plan al Bernabéu. Pero no fue suficiente para la Unión Deportiva Almería, que además tenía a su favor que el Real Madrid no se había enterado de que había empezado el encuentro ni en el minuto quince.

Crusat, Piatti y Ortiz empezaron ofreciendo mucha movilidad en la creación almeriense, con la ayuda de Uche, que llegaba para hacer de pivote y abrir el campo. Lass tenía trabajo, pero lo solventaba con la eficiencia que ya le caracteriza.

El Madrid mientras tanto no disparaba a puerta, ni llegaba. Marcelo era el mayor protagonista en el ataque blanco. Robben no tenía su día y casi se puede decir que se borró hasta los minutos finales del partido, los que son fáciles de jugar si ganas holgadamente.

En cualquier caso, el lateral brasileño solucionó todos los problemas al enganchar una gran volea a rechace de Diego Alves. El portero brasileño quedó descolocado cuando Sneijder intentó batirle de libre directo y el zambombazo de Marcelo le pilló desprevenido. El balón entró por el centro de la portería, como en el primero de Huntelaar. El meta del Almería está dando que hablar por su buen hacer pero hoy no fue su día. Unicamente paró una, de cuatro que tuvo el Madrid.

Efectividad asombrosa del conjunto de Juande, que fue una mezcla de aquel del principio de la era del técnico manchego y de aquel que goleaba antes de la masacre de Anfield. Poco juego y muchos goles. Y una novedad, mucha permisividad defensiva, o desajuste. El Almería tenía vía libre para llegar pero perdonó constantemente. Y las que tuvo claras las desbarató Iker Casillas.

Al descanso se llegó entre pitos. Fue justo después de una jugada en la que los madridistas retrasaron la pelota hasta en dos ocasiones a su portero por no poder o no querer llegar al ataque.

En la reanudación cambió ligeramente la situación. Marcelo siguió haciendo las cosas bien y Sneijder siguió creciendo. Ahora mismo está por delante de Gago y desde que ha dejado de salir (según dice él mismo) se parece más a aquel centrocampista que lo hacía todo bien al final de la pasada temporada.

Y Huntelaar que volvió a salir de caza. El holandés no perdonó en las dos ocasiones que tuvo. La primera tras varios rechaces en un córner. El balón el cayó en el punto de penalti y la pegó seca, a media altura y por el centro. Diego Alves ni la vio. El segundo vino tras un espectacular pase de Sneijder para Robben. El extremo holandés volvió a ser egoísta y disparó al cuerpo del portero almeriense. Klaas-Jan Huntelaar estaba allí para aumentar su cuenta y cerrar la goleada.





El Barcelona ha pasado por encima del Málaga (6-0) en un partido que no tuvo historia por la gran diferencia entre ambos equipos. Xavi, Messi, Henry, Alves y Eto'o, por partida doble, anotaron los goles del encuentro.

El Fútbol Club Barcelona saltaba al césped del Camp Nou conocedor del triunfo del Real Madrid ante el Almería. La victoria se convertía casi en obligación para no sentir el aliento de los madridistas a solo tres puntos.

Para más complicación, visitaba el feudo azulgrana el Málaga, la auténtica revelación de la temporada. Sin embargo, Pep Guardiola optó por salir con toda su artillería y pronto impuso su ritmo. Xavi e Iniesta se convirtieron en los amos del centro del campo y su imaginación y calidad pronto daría sus frutos. Antes de los 20 minutos, el catalán cambiaba los papeles con Samuel Eto'o y era el camerunés quien pasaba en profundidad para que el mediocentro abriese el marcador.

Cinco minutos después, Messi regalaba a la afición la primera obra de arte de la tarde. Control orientado con el pecho, recorte en un palmo de terreno y culminación por alto. Dos cero y mucho terreno ganado.

El Barça no baja el pistón

Lejos de relajarse, los barcelonistas siguieron imponiendo su ritmo. El Málaga era un muñeco de trapos en manos de un niño con muchas ganas de divertirse. Pasaban los minutos y seguían las jugadas de peligro. Henry aprovechaba la segunda obra de arte, un pase al hueco de Xavi que el francés convertía en gol tras regatear a Goitia.

La primera parte culminaba el monólogo azulgrana con el cuarto gol. Samuel Eto'o rompía su sequía goleadora y del Málaga no había noticias. Únicamente una galopada de Eliseu, cuyo centro nadie lograba rematar.

Mismas sensaciones en la reanudación

En la segunda mitad el Barcelona siguió apretando. Quería golear como ya lo hiciese ante Atlético de Madrid, Valladolid, AlmeríaPronto cayó el cuarto. Iniesta levantaba el balón por encima de la defensa y Alves cabeceaba a la red para delirio de la grada.

Aún quedaba otro gol. Samuel Eto'o se reconciliaba definitivamente con el gol al empujar un pase de Henry, que había recogido el rechace de Goitia. El sexto gol sí calmaba las ansias de gol locales, para alivio del cuadro de Antonio Tapia.

El partido moría tras ese gol del camerunés y se limitaría a dejar pasar los minutos con total hegemonía en la posesión para el Barcelona.

La alegría no fue completa para los hombres de Guardiola pese a acostarse con el liderato y una jornada menos por disputar. Además de Yaya Touré en la primera mitad, Iniesta y Xavi se retiraban lesionados, con peor pronóstico para el manchego.

2 comentarios:

pro_magicalonso dijo...

Sigue todo igual que la semana pasada en la cabeza de la liga, a ver cuanto aguantan los dos sin pinchar. Saludos

R74 dijo...

Hugo Sanchez era mi idolo futbolero de niño. Hasta que no aprendía a dar la voltereta como él no paré...