domingo, 3 de mayo de 2009

El Madrid sucumbe ante un barça de las grandes ocasiones

Este Sabado se certifica que si no sucede una ecatumbe el campeón de la liga española será el FC. Barcelona,Por futbol,juego y por puntos.







El FC Barcelona golea al Real Madrid por 2-6 y deja sentenciada la Liga con siete puntos de ventaja a falta de cuatro jornadas. Henry y Messi por partida doble, Puyol y Piqué anotaron los goles azulgranas. Higuaín y Ramos marcaron de cabeza para los blancos.

Se las prometía muy felices el Real Madrid cuando en el minuto 14 y tras haber conseguido llegar en un par de ocasiones al área rival se ponía por delante. El Barcelona había sido sincero con su planteamiento desde el principio pero los blancos conseguían frenarles. Ramos agarró la pelota en la derecha y puso un gran centro para que Higuaín cabecease de manera inapelable a las mallas.

El partido era perfecto para el estilo Juande. Había que aguantar. Sin embargo el Barcelona no quiso que pasasen ni cinco minutos para nivelar el partido. Hasta el momento, la zaga madridista no había cometido un error.

Remontada fulgurante

Tampoco lo cometió en el primer tanto azulgrana. Pero llegó un espectacular pase de Messi sobre la defensa, con la fuerza y la velocidad justas como para que tras el bote Henry se quedase solo y tuviese tiempo de encontrar el hueco perfecto para batir por bajo a Casillas.

Dos minutos más tarde llegaría el primer error grave de la defensa del Real Madrid. Cannavaro derribaba sin necesidad a Henry en el lateral del área. La pelota se iba fuera. Xavi indicó jugada y Puyol la leyó perfectamente para entrar desde atrás y rematar con violencia en el punto de penalti. Remontada fulgurante.

Los hombre de Juande no sabían ya cómo levantarse del golpe y la máquina blaugrana se puso a toda potencia. El cuero tenía un dueño único y el centro del campo blanco corría detrás del balón. Lass no tuvo su día y Gago tampoco. El mediocentro argentino tenía además que ayudar en la construcción ante la ausencia de Guti, pero erró una y otra vez.

Messi pone la tercera piedra de la goleada

Fue cuestión de suerte que el tercero llegase en el 36 y no antes o después. Lass Diarra se equivocó gravemente al perder el esférico siendo el último hombre ante Messi. El astro argentino no tuvo tiempo para dar las gracias y salió disparado para batir por bajo a Iker Casillas.

Pudieron ser más antes del descanso y el Madrid se aferraba a la reanudación para poder enfriar la mente e intentar un acercamiento.

Sin embargo, la segunda mitad fue una continuación del recital del Barça. Iniesta se gustó driblando a la defensa y buscando la escuadra, que no encontró por poco. Luego Messi dejó sentado a Metzelder pero se cerró demasiado para buscar el arco.

Fugaces esperanzas de remontada

En uno de los pocos acercamientos madridistas, Robben ejecutó una falta sobre el área catalana para que Ramos recortase distancias y diese esperanzas de remontada. Esperanzas que duraron dos minutos. Los que pasaron entre el saque de centro y otro gravísimo error defensivo.

Xavi, que tiene un radar, se dio cuenta y encontró fugazmente a Henry. Vio iniciando la carrera al francés y pensó en dejarle solo. Lo hizo con un pase milimétrico. Henry controló y batió a Casillas en la salida desde fuera del área. Cualquier opción de remontada quedaba fulminada.

De ahí hasta el final, Barça. El Madrid deambuló por el césped, casi sin ni siquiera perseguir la pelota. Higuaín era el único que parecía pelearse contra el mundo. Enfrente, Eto'o buscaba su gol y se fue sin encontrarlo. Messi seguía a lo suyo y quería redondear su noche, que fue compartida con Henry y Xavi, los otros cracks del partido.

Manita, set y partido

La redondeó con el mejor gol del encuentro. Xavi miró por el rabillo del ojo y le vio. Desde la frontal empujó la pelota con el exterior para habilitar al argentino. El mejor jugador del mundo amagó una vez para tumbar al mejor portero del mundo (que a pesar de los seis goles realizó grandísimas paradas). Toquecito al palo corto y gol. La manita.

Pero como la manita era ya un recurso muy utilizado por el Barça, los hombres de Pep Guardiola siguieron empujando para buscar algo único. Eto'o hizo de Alves por la derecha y cruzó para la internada de Piqué, que nada tenía que temer para subir al ataque. El primer remate del central lo sacó el meta blanco. El bote le hizo un guiño al catalán y el esférico volvió a sus pies. Sin ángulo quiso emular discretamente a Vieri y lo logró para cerrar el set, el partido y el campeonato.

No quiso el equipo catalán hacer más sangre ni aumentar la humillación. Las gradas del Bernabéu se empezaban a quedar desérticas para no ser testigos de un nuevo récord del Barcelona 2008/2009. Incluso por si había vuelta de honor alguno se escapó.

La Liga ha muerto y el Barcelona es el nuevo Campeón. No matemáticamente, pero a buen seguro que el Madrid ya no levantará cabeza hasta la temporada que viene. Bastante ha durado la dignidad de un año lleno de convulsión y fracaso. El Barça se asegura un tercio del triplete y que durante años el eterno rival porte una pesada losa sobre sí: la del set en el Bernabéu.

2 comentarios:

pro_magicalonso dijo...

Tendrían que ir muy mal las cosas para que esta liga se le escape al Barça ayer dió un paso de gigantes frente al Madrid, quedan 12 puntos en juego y tienen 7 de diferencia, esto ya casi hecho por no decir que ya lo está del todo, ya que hasta que no sea matemáticamente mejor no decir nada.
Felicito a todos los aficionados del Barça por el partido de ayer y por la liga que parece que ya es suya. Saludos

Ryoga dijo...

ya vendra florentino pérez a poner al madrid en el sitio que le corresponde